· Envío gratis ·

TODO SOBRE MIS PLANTAS. Orquídeas Phalaenopsis

por Aureli Nieto febrero 18, 2020

TODO SOBRE MIS PLANTAS. Orquídeas Phalaenopsis

Si alguna flor puede considerarse icónica esa es, sin duda, la orquídea Phalaenopsis. Pocas flores generan tanta fascinación en todo el  mundo y, al mirar una orquídea, es común que nos transmita valores como la elegancia y el exotismo al mismo tiempo. Pero también es cierto que muchas personas tienen grandes dudas sobre cómo cuidar esta bella y enigmática planta. En este post descubriremos cosas fascinantes de la orquídea Phalaenopsis y las claves básicas para mantenerlas en nuestro hogar o espacio de trabajo con un aspecto y salud de lujo.

 

Lo primero que hay que saber y entender es que la orquídea phalaenopsis no es una planta normal. O, por lo menos, no es como la gran mayoría de las plantas. Me refiero a que tenemos que conocer como vive en su habitat natural y así, descubriremos por qué es tan curiosa. La orquídea Phalaenopsis es originaria del sudeste asiático y otras regiones tropicales y es epífita, es decir, no vive a ras de suelo sino que crece sobre los troncos y ramas de otros árboles. Esto que te he explicado, determina las claves de su naturaleza y cuidados en nuestra casa. Vayamos punto por punto:

Iluminación


La orquída Phalaenopsis necesita mucha luz, pero no sol directo. Ten en cuenta que en estado salvaje crece en las alturas de los árboles cerca de la luz, pero tamizada por las ramas de estos. Así que lo ideal es ubicarla lo más cerca posible de una ventana pero que no reciba los rayos del sol, especialmente en verano, que podrían quemarla y deshidratarla. Si en nuestra ventana da el sol directo, también podemos ponerla detrás de otra planta que absorba y resista los rayos del sol, justo como ocurre en su estado natural. 

Temperatura

Esta orquídea proviene de zonas húmedas y cálidas tropicales así que tiene unas necesidades básicas, aunque es cierto que las cultivadas ya en invernadero son más resistente que los ejemplares salvajes. Su temperatura ideal está entre los 23 y los 24 grados, pero resiste bastante bien entre los 16 y 30 grados. Así que si la mantienes en esas temperaturas, vivirá sin problemas.

Riego

Un truco para saber cuando hay que regarla nos la dan sus raíces. Cuando observes que adquieren un tono blanquecino o grisáceo es hora de regar. Tienes dos opciones. Regarla por arriba con una regadera, sin mojar las hojas, o por inmersión. Me refiero a sumergir la maceta de la orquídea en otro recipiente con agua, esperar unos minutos y dejar que el agua se escurra. Verás que, una vez regada, las raíces adquieren un tono verde intenso. Será la confirmación de que ya está perfectamente hidratada.

Ni se te ocurra ponerle un plato debajo de la planta con agua y dejarla siempre así. Piensa que en las ramas de los árboles no se acumula agua, así que una clave es evitar el encharcamiento a toda costa o la planta se pudriría. Si quieres potenciar la hidratación ambiental puedes poner un palto con agua y piedras debajo de la planta, pero la maceta deberá estar sobre las piedras sin estar en contacto con el agua.

Por último, ten en cuenta que la orquídea Phalaenopsis es un poco delicada con la calidad del agua. No le gusta nada el agua del grifo, es muy dura, lo más cómodo y factible es regarla con agua mineral natural. 

 Abono

Si queremos un crecimiento vigoroso de nuestra orquídea y asegurar la floración, tenemos que contemplar aportarle abono. Necesitaremos un abono específico para orquídeas que se encuentran fácilmente en el mercado y seguir las sencillas instrucciones del fabricante. Normalmente, un abono líquido junto al riego cada tres semanas es más que suficiente.

Floración

La floración de esta planta es una de las más largas y bellas de la naturalezas. La producción de flores puede durar de 4 a 8 semanas y, aunque el color más habitual es el blanco, hoy se pueden encontrar bellísimos tonos rosados y amarillos que lucen espectaculares.

Las flores se producen en una vara floral que surge de la base y que verás entutorada ya que no es muy rígida. Pasada la floración, recomiendo cortar la vara después del primer nudo desde la base. Si la planta se desarrolla correctamente, desde allí naceran nuevas flores la próxima temporada.  

De hecho, si sigues estos consejos y la planta se adapta correctamente a la ubicación puede llegar a acompañarte hasta 15 o 20 años. 

Así que, si te enamoran las orquídeas y ya tienes una, ahora conoces las claves para disfrutarla sana y preciosa. Y si estás pensando en escoger una nueva orquidea phalaenopsis, sólo tienes que elegir la composición creativa que más la haga brillar.

( Texto: Aureli Nieto / Imágenes: archivo auro floral stories)



Aureli Nieto
Aureli Nieto

Autor


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

HORTENSIA AZUL. La frescura eterna
HORTENSIA AZUL. La frescura eterna

por Auro Floral julio 30, 2020

Como hemos mencionado, la hortensia azul es muy versátil y encaja perfectamente en muchos ambientes de decoración. Ya sea un espacio de inspiración rústica o marinera, o incluso en ambientes más minimalistas o modernos, la hortensia azul aporta luz y energía a cualquier estancia.

Ver artículo completo

MITOS PASAJEROS. Verdades y mentiras sobre las flores preservadas.
MITOS PASAJEROS. Verdades y mentiras sobre las flores preservadas.

por Auro Floral julio 06, 2020

Las flores preservadas son cada vez más y más populares. Sin embargo, existen muchas ideas equivocadas sobre ellas que merece la pena desmontar ya que sus ventajas y virtudes las convierten en una opción de decoración y regalo tan válidas como las flores frescas.

Ver artículo completo

FLORES PRESERVADAS. Las tres reglas básicas para que te duren años.
FLORES PRESERVADAS. Las tres reglas básicas para que te duren años.

por Auro Floral junio 11, 2020

¿Te han regalado un bonito ramo de flores preservadas? O quizá has elegido tú un precioso ramillete o centro de flores secas para decorar tu casa. Sea como sea, y ahora que ya sabes que son tan o más bonitas que las flores frescas, te asalta una duda: ¿Qué hago o qué no debo hacer para cuidar esta maravilla?

Ver artículo completo